Los Sabores de las Islas son los Grandes Protagonistas en los Menús de Aulani

Translate:

Filed in: Aulani, a Disney Resort & Spa, Disney Vacation Club, PRESS KIT: Aulani, a Disney Resort & Spa

KO OLINA, Hawaii – La cocina hawaiana es un punto de encuentro de sabores traídos de otras tierras por inmigrantes de China, Portugal, Alemania, Puerto Rico, Filipinas, Vietnam y Japón. Fusionando todos estos gustos particulares se obtienen los platillos multiculturales típicos de las Islas.

“Queremos que Aulani funcione como una vitrina de los abundantes productos agrícolas, los mariscos frescos y los clásicos sabores de Hawaii”, dijo Patrick Callarac, chef ejecutivo. “Desde simple platillos para el almuerzo que reflejan las tradiciones culinarias locales hasta pescado entero para dos personas cocinado a la sal y cortado delante de los comensales, la comida es una parte esencial de la historia de Aulani”.

‘AMA‘AMA – Cocina Isleña Contemporánea
Inspirado en una casa costera, ‘AMA‘AMA—Cocina Isleña Contemporánea, es un elegante restaurante al aire libre ubicado a unos pocos pasos del océano.

El ingreso se ve enmarcado por un diseño inspirado en las antiguas redes para peces que los pescadores locales siguen utilizando actualmente, abriéndose al comedor espacioso con un techo de paja y paredes de mosaicos, piedra rústica o pintadas en tonos azulados replicando las olas del océano. Una fuente de cemento y un espejo de agua son el punto focal pesquero del restaurante.

“El ‘AMA‘AMA es un pez común de la zona y un favorito local”, dijo Callarac. “Este restaurante, abierto diariamente para el desayuno, almuerzo y cena, está pegado al océano, una atracción en sí misma”.

Para el desayuno, los comensales pueden optar por un simple plato de tocino y huevos o waffles, pero el menú los transporta a la cuenca del Pacífico con platillos como pescado rehogado, tamago, sopa de miso, arroz al vapor, alga frita y encurtido de verduras; sofrito de camote y salchicha portuguesa con huevos escalfados y palmitos adobados; o el tradicional desayuno “Loco Moco” consistente en un huevo frito, arroz blanco y una hamburguesa de carne cubierta con salsa gravy. Los golosos adorarán el haupia (how-pee-YAH) bañado en leche chocolateada con tostada francesa rellena de plátanos y mantequilla de maní. (Haupia es un tradicional pudín dulce preparado con leche de coco). El café 100% Kona preparado en una cafetera francesa es la bebida matutina perfecta.

El almuerzo presenta favoritos americanos con un toque novedoso: una hamburguesa de Angus con aguacate, rábano y conserva de tomate con cebolla de Maui; sándwich Kālua preparado con carne de cerdo desmenuzada servida en bollos de arroz al vapor; arrollados de cangrejo y langosta con pepino y salsa de mayonesa con wasabi; y tacos de pescado (de captura sostenible) con ensalada de col y salsa.

Para la cena, el pescado de captura sostenible asado en un horno a leña es uno de los platillos principales más solicitados así como el pescado entero para dos personas cocinado a la sal y cortado delante de los comensales. “La sal atrapa los sabores y jugos naturales del pescado, cocinándolo al vapor sin secarlo y ofreciendo una presentación dramática”, dijo Callarac.

Algunas de las entradas más destacadas incluyen “martini” de atún fresco y espárragos de mar también finalizado en la mesa; almejas al vapor con panceta ahumada, hierba limón y chile espelette; tarta de hongos Hamakua con baby rúcula, crème fraiche al culantro y queso parmesano; langostinos a la plancha con palmitos; y una sopa gratinada de plátano, manzana y cebolla de Maui.

Los platos principales van de una cazuela de mariscos con raíz de loto, vadouvan (curry francés), aioli a la hierba y cubos de pan tostado a un bistec New York asado servido con acelga a la crema, papas soufflé y salsa poivrade. El menú no estaría completo sin langosta asada (proveniente de una granja de la Isla Grande) servida con una salsa de vainilla y un panqueque coreano. Los vegetarianos podrán disfrutar ravioles rellenos de queso de cabra con un estofado de verduras locales.

Una comida diaria de cuatro platos a precio fijo transporta a los comensales por un recorrido gastronómico de diferentes países del mundo.  Por ejemplo, el menú “Influencia japonesa” incluye una ensalada de pato con panqueque de cebolleta, shutome (pez espada) glaseado al miso con arroz aromático y helado mochi con galletas al té verde. Otros menús de precio fijo presentan influencias polinesias, coreanas, portuguesas, latinas, modernas y tradicionales.

AMA’AMA’ sirve más de una docena de cócteles, incluyendo KonaRed Lemon Drop preparado con Ketel One Citroen Vodka, jugo de limón fresco, néctar de agave orgánico y jugo de KonaRed (una superfruta repleta de antioxidantes), y un clásico Tropical Mai Tai con Sailor Jerry Spiced Rum, amaretto (licor de almendras) y jugos tropicales cubierto con una capa de Myers’s Original Dark Rum. El vino también reina en la carta, servido en botella o copa.

Los postres incluyen varios clásicos con un toque moderno, como isla flotante con sorbete de guayaba, fresa y lichi; panna cotta de coco con extracto frío de maracuyá y tuile de té verde; y tarte tartin de piña con crema al caramelo.

El desayuno cuesta de $7 a $21; el almuerzo de $8 a $24; los platos principales de la cena entre $31 y $53.

Makahiki – La Abundancia de las Islas
Mientras ‘AMA’AMA tiene la belleza natural del océano a unos pocos pasos de distancia, el interior de Makahiki exhibe obras de artistas locales, desde pinturas a arte en vidrio. Para el ingreso, los artistas Butch Helemano y James Rumford colaboraron a fin de relatar la leyenda de Makahiki, una temporada dedicada a la paz, los juegos y la renovación. (La temporada Makahiki es la tradicional celebración hawaiana de la cosecha). Rumford bosquejó los diseños y redactó el texto para las tallas en madera de Helemano que representan las escenas y eventos vinculados a la temporada Makahiki. También en el restaurante, los artistas Al Lagunero y Solomon Enos colaboraron en un mural sobre banquetes y juegos. Conforme empieza a oscurecer, la iluminación del restaurante pasa gradualmente del rosa al índigo con la puesta del sol.

Con un buffet que está abierto diariamente para el desayuno y la cena, el espíritu de Makahiki se celebra con comida fresca y sabrosa.

Para empezar el día, los comensales pueden optar por una simple opción Continental o un desayuno occidental con huevos, tocino, salchicha, avena, papas, panqueques, waffles, tostada francesa y frijoles con jamón a la barbacoa.  El buffet chino/japonés incluye leche de soja, dim sum, pasta frita, fideos saltados al wok, pescado rehogado, tamago, ensaladas, sopa de miso, arroz al vapor, algas deshidratadas y encurtido de verduras.

Para los más pequeños, el “Keiki Corner” les ofrece fruta, yogur, granola, waffles, panqueques, tiritas de pollo asado, huevos revueltos, salchicha, tocino de pavo, frittatas, pasteles y haupia bañado en leche chocolateada con tostada francesa rellena de plátanos y mantequilla de maní.

Todos los sábados, domingos y miércoles, los personajes más adorados de Disney acompañan a los comensales en “Aunty’s Breakfast Celebration at the Makahiki”.

El desayuno se sirve de 7 a 11 AM y tiene un costo de $32 o $18 para los menores de 9 años.

Para la cena, el buffet sirve mariscos y pescado de captura sostenible, ensaladas frescas con verduras locales, diferentes tipos de carnes, platos principales estilo asiático y postres caseros.

“Nuestro objetivo es comprar la mayor cantidad posible de ingredientes a los agricultores locales”, dijo Callarac.

Un crisol de culturas, el extenso buffet ofrece entradas que van de una ensalada Nicoise a varios tipos de quesos, sopa de langosta y cioppino. Tampoco podía faltar la amplia variedad de mariscos locales, incluyendo camarones, calamares adobados, vieiras, mejillones, langosta y langostinos servidos sobre hielo.

Los platos principales pueden incluir pescado de captura sostenible en hojas de plátano, paella de mariscos, pescado a la parrilla, pato asado con salsa de ciruela y pollo envuelto en alga. Entre los sabores asiáticos se destacan sushi, sashimi, sándwiches de cerdo, fideos fritos, dim sum y verduras estacionales saltadas al wok.

La parrilla ofrece alitas de pollo, chuletas de cerdo, costillitas de cordero con especias asiáticas, salchichas y satay, mientras que en otras estaciones los chefs preparan a la vista de los comensales pastas con verduras, albóndigas, sopa de almeja, salchicha portuguesa y carne o pescado.

En “Keiki Corner” los pequeños encontrarán ensalada de macarrones y camarones, ensalada de pollo y maíz, canapés, sopa de pollo y fideos, verduras crudas, pasta Lai, hot dogs, mini hamburguesas, mini bistec a la parrilla, salchicha de pescado, pizza en palito, tiritas de pollo con sabores asiáticos, pechuga de pollo a la parrilla, pizza con spaghetti, jamón horneado, macarrones con queso y chícharos frescos, y comidas estacionales locales como “poin fritters”.

Entre la amplia variedad de dulces se destacan los brownies de chocolate, pastel de queso al mango (sin azúcar adicional), pastelitos de guayaba, pastel de piña y coco, volcán de chocolate, bocaditos de crema al plátano y barritas de coco.

La cena se sirve de 5 a 10 p.m. todos los días y tiene un costo de $43 o $21 para los menores de 9 años.

Off the Hook
Ubicado al lado de ‘AMA‘AMA cerca del océano se encuentra Off the Hook.  El sitio se destaca por su ambientación inspirada en las chozas playeras de los pescadores y está decorado con makau (anzuelos), ceñuelos de cauri, cuchillos de dientes de tiburón y piedras talladas en forma de peces.

Abierto diariamente a partir de las 11 a.m. para bebidas tropicales y bocaditos, la comida más distintiva de Off the Hook es el plato Feast of the Sea, el cual puede personalizarse con ostras, langostinos, almejas, langosta Keahole y abalones de Kona. El menú también incluye hamachi y sashimi de atún, langostinos satay servidos en pinchos de caña de azúcar, mini hamburguesas de carne Kobe, pato Peking servido sobre pan plano, quesos y varios tipos de postres.

Coloridos peces nadan encima de la barra, donde se sirven tragos creativos incluyendo el cóctel de vino Wild Hibiscus Royale Sparkling, Island Red Sangría, Pineapple Papaya Cosmo y Big Island Iced Tea. Las bebidas no alcohólicas van del maracuyá colada a una preparada con jengibre y piña.  Las cervezas de barril incluyen Big Wave Golden Ale, Fire Rock Pale Ale, Longboard Island Lager o la estacional Aloha Series. Los curiosos se deleitarán con el ike mua (trago sorpresa del día).

Otros lugares de comida
También cerca de ‘AMA‘AMA, One Paddle, Two Paddle es un puesto de servicio rápido que ofrece sándwiches y wraps así como postres caseros.  Lava Shack, situado enfrente de la laguna para hacer snorkel Rainbow Reef, sirve un tradicional an (plato de almuerzo) de pollo frito frío, carnes y queso o salmón glaseado al miso.  Pāpālua Shave Ice está ubicado en la plataforma de la piscina, mientras que Rip Curl Yogurt Bar en el Laniwai Spa sirve yogur con fruta fresca y otros ingredientes.

Al momento de la inauguración del resort, será posible reservar comidas privadas de 6 a.m. a medianoche; posteriormente este servicio estará disponible las 24 horas. El menú incluye especialidades hawaianas para el desayuno, almuerzo y cena.

 

###