Disneyland: Una Fuente de Alegría e Inspiración

Filed in: Disneyland Park, Walt Disney

"Disneyland nunca estará totalmente terminado mientras quede imaginación en el mundo". -- Walt Disney

En su discurso de inauguración de Disneyland (17 de julio de 1955), Walt Disney afirmó soñar con que el parque fuese "...una fuente de alegría e inspiración para todo el mundo".  Ahora que el parque de atracciones original de Disney está a punto de celebrar su 50º aniversario, Disneyland continúa siendo tan popular y vibrante hoy como lo fue en su inauguración. A lo largo de casi cinco décadas, el parque ha recibido a más de 500 millones de visitantes de todo el mundo y continúa presentando nuevas formas de entretenimiento y tecnología a fin de cumplir la meta de Walt Disney en cuanto a que "Disneyland nunca estará totalmente terminado mientras quede imaginación en el mundo".  La creación de Disneyland fue, quizás, el mayor logro del mundo del entretenimiento en el siglo XX, y dio origen a un concepto completamente nuevo en materia de entretenimiento familiar al aire libre, además de lanzar la actual industria de parques de atracciones mundiales.  Al crear Disneyland, Walt Disney estimuló la imaginación del mundo y estableció un icono de la diversión y la magia conocido en todas partes. Hoy, más de seis generaciones de familias y amigos de todos los Estados Unidos y el mundo entero han crecido con la experiencia familiar de Disneyland, que se ha transformado en una parte preciada de nuestro conocimiento colectivo.  "El Lugar más Feliz del Mundo" cuenta entre sus invitados a siete presidentes de los EE.UU. (de Harry S. Truman hasta George H. Bush), varios jefes de estado (el primer ministro Nehru de la India, el presidente egipcio Anwar Sadat, el emperador Hirohito de Japón, etc.), además de famosos actores, actrices, cantantes, músicos, artistas y deportistas (un "Quien es Quien" virtual del siglo XX y principios del XXI). Un jefe de estado que nunca pudo visitar Disneyland y acaparó los titulares del mundo en el proceso, fue Nikita S. Khrushchev (primer ministro de la Unión Soviética).  El dignatario usó los medios de comunicación para quejarse por que se le había permitido su visita a Disneyland (debido a asuntos de seguridad) durante su histórica gira a los EE.UU. en 1959.  Esta situación se transformó en un incidente internacional y provocó numerosas reacciones.  El escritor Herman Wouk ("The Caine Mutiny", "The Winds of War", etc.) escribió:  "No culpo a Khrushchev por estar enfurecido de no poder visitar Disneyland.  Hay pocas cosas más dignas de verse en los Estados Unidos, o en todo el mundo". Khrushchev no fue la única persona en tener un buen concepto de Disneyland.  A lo largo de los años, muchos comentaristas, incluyendo famosos planificadores, futuristas e incluso presidentes, han declarado la contribución de Disneyland a la cultura pop y al mundo.  El reconocido autor y futurista Ray Bradbury comentó en una entrevista realizada en 2003:  "Walt hizo más por crear cambios positivos en el mundo que casi cualquier político de la historia y su motivación para crear Disneyland fue la mejor del mundo:  su familia". En 1990, el presidente Ronald Reagan describió a Disneyland como "un lugar que ha captado la imaginación y el afecto de cuatro generaciones de americanos" y "un lugar que ha servido de anfitrión y embajador de buena voluntad para millones de visitantes del exterior". Al crear un mundo de fantasía y felicidad, Disneyland ha ejercido una influencia notable en áreas tan diversas como tendencias vacacionales (el parque redefinió el concepto de las vacaciones familiares), transporte (primer monorriel de funcionamiento diario en el hemisferio occidental; primer sistema PeopleMover en funcionar diariamente en los EE.UU.), entrenamiento y desarrollo (introdujo y popularizó las placas con los nombres de los empleados en el lugar de trabajo, la metodología "universitaria" en materia de entrenamiento) e incluso el diseño urbano. En la esfera del entretenimiento, el parque ha presentado tales conceptos revolucionarios como los Audio-Animatronics, fuegos artificiales aéreos, atracciones reprogramables e innovaciones en sistemas de iluminación, sonido y vestuario. Una exposición artística itinerante realizada en 1997 titulada "La arquitectura del reaseguro" destaca varias innovaciones de Disneyland.  Karal Ann Marling, profesora de historia del arte y estudios estadounidenses en la Universidad de Minnesota, ayudó a organizar la exposición y comentó que Disneyland es "la obra de arte más compleja, extraordinaria y adorada producida en la posguerra estadounidense". La leyenda y la tradición de Disneyland han sido conmemoradas en cientos de libros, documentales de televisión, artículos periodísticos y exposiciones de museos.  El parque ha sido evocado en varias películas y canciones populares, transformándose en un elemento único de la cultura pop estadounidense exportado con éxito a Florida, Japón, Francia y próximamente China. Lo más increíble es que el discurso de inauguración que pronunció Walt Disney es tan relevante y aplicable hoy día como lo fue hace casi cinco décadas:  "A cuantos entren en este maravilloso lugar, ¡bienvenidos!  Disneyland es su mundo.  Aquí, la edad revive los gratos recuerdos del pasado...y los jóvenes podrán apreciar el desafío y la promesa del futuro.  Disneyland está dedicado a los ideales, a los sueños y a los acontecimientos difíciles que han forjado a los Estados Unidos...con la esperanza de que sea una fuente de alegría e inspiración para todo el mundo".

# # #